LAS CARICIAS DE UNA BRUJA

Cuando una bruja entra en tu vida, desnuda tus pensamientos y te sienta en la tierra con tu cuerpo desnudo y tus emociones a flor de piel para poder asentar las bases de tu nueva vida.

Te baña con hierbas, para arrastrar todas las tristezas que han quedado pegadas a tu piel, purgándote para que vomites la rabia que se quedó dentro de tí sin poderla expresar.

Después te acuesta, para poder recorrer con sus manos cada rincón de tu cuerpo y cuando por fín  estés  en mis manos:

➡️Soplaré tu coronilla para limpiar las viejas memorias que te llevan a repetir siempre lo mismo.

➡️Soplaré tu frente para espantar los pensamientos que nublan tu visión.
➡️Soplaré tu garganta para soltar el nudo que no te deja hablar de lo que duele.

➡️Soplaré tu corazón para espantar el miedo, tan fuerte que lo envía a un lugar desde el que nunca podrá alcanzarte.

➡️Soplaré tu plexo solar con agua para que se apague el fuego del infierno que llevas dentro y puedas saborear el placer y la calma.

➡️Soplaré con fuego tu bajo vientre para que se quemen los apegos, los amores que no fueron, los hijos que no llegaron, para que calienten tus ganas de sentir, crear y empezar de nuevo.

➡️Soplaré tus órganos genitales para quitar la basura que recogiste de tanto intentar amarte, limpiando amarguras estancadas.

➡️Soplaré tus manos para soltar las amarras que te impiden crear y volar en libertad.

➡️Soplaré tus pies para desempolvar las huellas y así se borre tu camino y no tengas vuelta atrás.

➡️Soplaré tu columna para que eleves tu fuerza y continues tu camino erguido.

Tras esta ceremonia dormirás profundamente y cuando despiertes te estaré esperando… Sonreiré al ver tu cara angelical, comerás con gusto saboreando la vida, porque lo que yo te ofrezco lo viví conmigo y luego lo sané, lo curé y hoy es mi medicina lo que llevo dentro y es para ti.

Caminaremos juntos, te enseñaré a borrar, te enseñaré a crear, te enseñaré a amar, podrás vivir tus sueños, le gritaremos a los cuatro vientos los anhelos de tu corazón.

Por ultimo nos inclinaremos para AGRADECERTE A TI MISMO por haber tenido la valentía y coraje necesario para permitir el soplo de una bruja.

Screenshot_20180920-083612_1537425690717

Anuncios

Volver a la orilla del mar

20180904_164539_1536072664382.jpg        Algunas leyendas dicen que el mar es la morada de todo lo que hemos perdido, de aquello que nunca alcanzamos, de los deseos frustrados, de los sueños incumplidos, de las lágrimas que hemos derramado y todo el sufrimiento que hemos vivido.
    Por eso buscamos el mar, por eso dejamos que su sonido nos arrulle, y acunandonos calme todos nuestros miedos.
      Deseamos sumergirnos en sus aguas, sentir como las olas se llevan nuestras penas, las arrastran, capa a capa, cambiando nuestras lágrimas saladas por gotas de vida concentrada, el agua salada cura.
        Contemplar el reflejo del sol en el agua, trae a nuestra mente nuestros recuerdos más brillantes, en su orilla puedes sentir como tu alma se llena de purpurina.
       Pero observar la luna sobre el mar es como ver tu reflejo, el reflejo de tus miedos hundiéndose en el mar, de tus penas diluyendose en el agua salada, de los sueños que creiste perdidos y yacen en el fondo del mar, dormidos, hasta que la luna los ilumine de nuevo.
      Por eso buscamos el mar, porque sabemos que en su interior está la cura de todos nuestros males, porque es capaz de llenar todos nuestros vacíos.
20180904_164642_1536072649651

ADÁN Y EVA, EL CUERPO Y LA MENTE

Hoy he leído en el libro “La voz de tu alma” de LAIN una interpretación de la Bilia que me ha llegado muy dentro.

Lain nos explica que la Biblia está escrita con un lenguaje simbólico que no hemos sabido interpretar adecuadamente hasta ahora.

No se puede dibujar los celos, la envidia, el sufrimiento, pero si puedes dibujar un hombre en llamas y representar todo ese dolor que experimenta con todas esas emociones.

El infierno es una metáfora del sufrimiento humano.

Adán y Eva no representan al hombre y la mujer, en cuanto a diferenciación sexual, sino que representan una sola persona. Adán y Eva somos tú y yo. Representa al ser humano tal y como lo conocemos, Adán representa el cuerpo y Eva representa la mente y el alma.

La historia de la Biblia nos explica que Eva comió de un fruto y entónces fuerón expulsados del paraíso y condenados a sufrir todos los males y dolores que sufre la raza humana.

Este hecho sentencia de un solo golpe una ley que ha permanecido oculta durante los siglos debida a una mala interpretación humana. Eva (la mente) comió del fruto prohibido y Adán (el cuerpo) fué condenado al dolor y al sufrimiento.

Es un hecho que nada puede ocurrir en el cuerpo físico, en la materia, que no haya antes pasado por la mente. Por eso no es casualidad que la fruta prohibida fuese comida antes por Eva que por Adán. Porque como se dice en la Biblia, no es lo que por la boca entra, lo que contamina al hombre, sino lo que de la boca sale, porque lo que de la boca sale, del corazón procede. Y lo que del corazón procede, son nuestras creencias. Lo que pensamos.
El cuerpo no es sino el efecto de una causa que es la mente.
Así que Eva representa la MENTE y el ALMA, tanto la consciente como la inconsciente. Y que Adán simboliza el CUERPO. Eva come del fruto prohibido y Adán es condenado al sufrimiento.

Hijos del desierto

Mamá, la lucha es necesaria.

Tu crees que estoy acomodado, que mi vida es sencilla, sin preocupaciones, con todas mis necesidades cubiertas, no te das cuenta que tan sólo alcanzas a ver una capa superficial de la realidad.

Como el desierto, que con un soplo de viento traslada la arena y en un segundo cubre una realidad, o descubre otra.

Como el desierto, que modifica completamente el paisaje tan sólo con el transcurso del tiempo.

Como el desierto, compuesto de miles de granitos de arena, que van y vienen, que flotan en el ambiente o se incrustar en la piel, o te llenan los ojos hasta hacerte llorar. Al igual es mi carácter, compuesto por miles de emociones, que van y vienen, se clavan en mi piel, se meten en mi nariz hasta hacerme reír o en mis ojos hasta lograr que lloré.

Así es mi estado de ánimo, como el desierto, variable, volátil, inhóspito, sin formas definidas ni contornos claros, eterno en cada momento pero nunca cómodo.

Los seres humanos siempre están dispuestos para la batalla, está en sus genes, el deseo puede estar cubierto de una fina capa de arena, como la espada. Y como la arena, tan sólo un soplo de viento puede cubrir todas las señales tras la batalla, pero la muerte, el dolor, el miedo, todo sigue allí, aunque a simple vista nadie pueda percibirlo.

Siempre estamos en lucha, batallas contra los demás, para buscar nuestro sitio, demostrar nuestros logros. También batallas contra nosotros mismos, para moldear nuestro carácter, para vencer nuestros miedos, para levantarnos cada mañana, para cumplir nuestras propias expectativas.

No debes privarnos de las armas. La espada es necesaria, ella marca nuestro camino, simboliza nuestro poder y da valor a nuestra identidad.

No nos prives del acero, templará nuestro carácter hasta convertirnos en nuestra mejor versión, al igual que él, recibiendo golpes tras haber sido sumergido en el fuego de la vida. Las llamas del amor y el fuego de la pasión calienta nuestro interior y nos hace vulnerables, de esta forma los golpes nos modelan, la vida nos da forma y nos hace mejores personas.

Soy tu hijo y cómo tu soy el hijo del desierto.

Enseñarme a manejar la espada, con ella y en la batalla moldearé mi carácter y mi personalidad, luego partiré siguiendo la voz del desierto, para vivir mi vida, para encontrar mi perla.

Me gustan las personas mágicas

Me gustan las personas mágicas.

Esas descaradas que sonríen gratuitamente, sin motivo, como un regalo.

Esas locas que creen en el otro y en su capacidad para cambiar, para crecer, para convertirse en su mejor versión posible.

Esas soñadoras que piensan que aun estamos a tiempo de crear un mundo mejor, más justo, más solidario y que cada contribución es importante.

Van camufladas bajo un traje de normalidad, pero si te fijas bien, verás como su mirar te atraviesa la piel y percibe tu alma. Que puedes comunicarte con ellas sin usar las palabras. Que son preceptivas, asertivas y estar a su lado resulta fácil porque te hacen sentir cómodo, en casa.

Una vez que las has descubierto no puedes vivir sin ellas. Su recuerdo te acompaña. Vas buscando su brillo porque sabes que te arrastraran con su entusiasmo. Sabes que a su lado la vida es de otro color.

Dicen que estoy loca

Dicen por ahí que me volví loca.

Qué siempre tengo la sonrisa puesta.

Qué me brillan los ojos.

Que hablo con las flores y bailo en mi jardín.
Dicen por ahí que creo en hadas y ángeles…y en buenas personas.
Dicen por ahí que hablo de “cosas raras” como Trascendencia, Estar Presente, Energía, Sanación, Conciencia…

Dicen por ahí que me volví loca.

Que le enseño a la gente a percibir la LUZ que brota de sus cuerpos… y que para colmo les muestro como se apaga cuando pensamos “feo”…

Dicen por ahí que me volví loca.
Que siento sincronías, la vibracion de las personas o las malas vibras de algunos pensamientos .

Que siempre busco el lado bueno y todos los días doy las gracias.
Que creo en las personas sin que me importe su color o su religión .

¡Pero yo me siento tan Cuerda y tan Dichosa!

¿Será contagiosa la locura?

He vuelto a soñar contigo

He vuelto a soñar contigo.

Aparecías en la playa. En medio de las olas donde yo estaba buscando eliminar mi dolor. He sentido tu presencia y ha venido a mis labios tu nombre antes de verte. Estabas ahí contemplándome con tu mirada llena de una tristeza infinita. Parecías real, vivo, brillante de energía. Como siempre te he visto. Como siempre te siento. Me he acercado para darme cuenta de que no era así, tu parte de atrás estaba hueca, seca, comida por el fuego, con un hueco tremendo, convertido en roca por el dolor, oscuro, sin vida.

Te he abrazado buscando transmitirte esa energía de la vida que a mí me inundaba, brillante, vital, llena de luz, pero tú no respondías, te sumergías irremediablemente en la tristeza.
“Tienes que venir conmigo”, te decía, y tú te dejabas llevar, sin voluntad, hundido. Te he llevado a la cascada de la vida. Esa que a mí siempre me sirve porque arrastra con la fuerza de sus aguas cualquier rastro de dolor, malestar o tristeza que puedas sentir. Te he mantenido debajo, te has dejado hacer.

cascada de luz.jpg
Eras roca.
Mi querido caballero de la armadura oxidada se ha convertido en roca de tanto evitar el dolor, ha conseguido congelar su cuerpo y dejar de sufrir, pero también dejar de sentir, cualquier cosa.

Estas dejándote morir.
Porque dejar de sentir es morir. Porque vivir sin pasión es aletargarse para dormir permanentemente.

No puedes engañarme. Porque yo veo tu interior y puedo adivinar la llama de la vida que siempre te ha habitado, cómo, aun resplandece en tu interior. Puedo verla palpitar, aun está ahí, latiendo. Yo puedo reavivarla, lo siento, lo sé, pero tendrás que ayudarme.

Ven conmigo.
Dejemos que el agua del manantial nos acune a los dos. Deja que te abrace. Permíteme mecerte sobre mi pecho. Es tu lugar seguro. Permítete ser niño otra vez y sentirte a salvo entre mis brazos.

abrazoDebes llorar. Sé que te horroriza. Has olvidado que ese es el único camino para sanar, el sufrimiento es el otro lado de la vida, el dolor es la otra cara de la moneda del amor, no puedes esconderte del miedo, vas a conseguir convertirte en piedra, y dejar de vivir, buscando hacerlo sin dolor.

Las lágrimas permiten que el dolor salga de tí. Puedo hacerte sentir pero antes debes soltar tanto sufrimiento acumulado, tanto dolor, tantas batallas perdidas y otras muchas no luchadas. El camino de la renuncia deja cicatrices, amargas. El agua salada sana. El sudor, las lágrimas y el mar son el camino para curar las almas que sufren.

Ven a mis brazos, respira mi aliento, piérdete en mis ojos, siente la vida, vuelve a ser tu, vibrante, luminoso, sonriente.

 

Escribir es crear. Escribir es crecer. Las palabras construyen una realidad. Mis palabras crean un mundo especial en el que tu y yo podemos sentirnos felices. ¿te apuntas ?